miércoles, 5 de diciembre de 2012

Mi viaje a la Riviera Maya (segunda parte)

La Riviera Maya se encuentra situada en la península del Yucatán, que a su vez es uno de los territorios donde se establecieron los mayas. Se cree que la cultura maya nace sobre el año 1000 a.c, y se extiende hasta finales del S. XVII, con la conquista española. Se convirtieron en destacados matemáticos, astronomos y arquitectos. Si visitáis Chichén Itzá o cualquier otra ruina maya, podréis comprobar lo listos que eran, y como en sus construcciones no quedaba nada a la imaginación. 

Os cuento la excursión. Primero visitamos Chichén Itzá, después fuimos a bañarnos al cenote ikil y por último nos acercamos al yacimiento arqueológico de Ek Balam. Los yacimientos son impresionantes. Sin embargo, en aquellos momentos recordé porque siempre hago todos los viajes por libre. Odio que me suelten en un sitio deprisa y corriendo, y no tener ni cinco minutos para pararte un segundo y darte cuenta de donde estás. A parte de esto, las visitas merecen la pena totalmente. 

Chichén Itzá

Esta zona maya, fue reconocida en el año 2007 como una de las nuevas 7 maravillas del mundo moderno. Lo más reconocible de este yacimiento es el templo de Kukulcan, donde nada en su construcción escapó a la improvisación. 





Cenote Ikil

La parte más lúdica de la excursión, y la parada intermedia entre las dos zonas arqueológicas. Aquí comimos, muy bien por cierto, y nos dimos un baño en el cenote. Yo tengo que decir que entre y salí, porque con una profundidad de 40 metros, el agua era digamos que poco clara, y no me gusta mucho no ver el fondo jeje. 



Zona arqueológica Ek Balam

Una de las cosas que más me impactaron es saber lo siguiente. La península de Yucatán es una llanura. Las elevaciones de terreno que existen no son simples elevaciones, sino construcciones mayas tapadas por la vegetación. Esto se aprecia fácilmente desde lo alto de la pirámide situada en Ek balan. Porque aquí sí se puede subir, al contrario de lo que pasa en Chichén Itzá.  A ambos lados hay dos montículos totalmente cubiertos por la vegetación, y se sabe que esconden este tipo de construcciones. A mí me impresionó saber esto. Destapar todo llevaría mucho tiempo y sobre todo mucho dinero. Así que aún queda mucho por descubrir; por ejemplo la zona de Ek Balam lleva abierta al público poco más de 10 años. 



1 comentario:

  1. Dientes largos!!!! Eso es lo que has conseguido con esta entrada.

    Besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...